Sistema LEED: Certificación en Construcción Sostenible

El sistema LEED es un programa reconocido a nivel mundial como el estándar del diseño de construcciones amigables con el medio ambiente. El Consejo de la Construcción Verde de los Estados Unidos (USGBC) lo creó para otorgar una certificación, según una puntuación, que demuestra lo sostenible que puede llegar a ser un proyecto.

En la actualidad más de 100.000 proyectos están participando en el programa LEED en 136 países, traduciéndose en 4.600 millones de metros cuadrados construidos bajo estos estándares de sostenibilidad.

Que es el Sistema Leed
El sistema LEED es un programa que ayuda a identificar los proyectos de construcción que son amigables con el medio ambiente.

Este sistema se creó principalmente para:

  • Definir que es un “edificio sostenible” estableciendo estándares de medición común
  • Promover prácticas de proyecto integradoras entre sistemas y para la totalidad del edificio
  • Dar reconocimiento en el liderazgo medioambiental en la industria del medio construido
  • Estimular la competencia en sostenibilidad
  • Elevar la apreciación del consumidor de los beneficios que aportan los edificios sostenibles
  • Transformar el mercado del medio construido hacia la sostenibilidad en una generación

¿Cómo está estructurado el sistema LEED?

El sistema de clasificación como Líder en Eficiencia Energética y en Diseño Sostenible (LEED) está compuesto por elementos requeridos en cualquier proyecto que aspire a la certificación (Pre-Requisitos) y elementos opcionales que los proyectos pueden alcanzar para ganar puntuación hacia la certificación (Créditos).

Los Pre-Requisitos y Créditos varían ligeramente dependiendo al tipo de edificio y al sistema de clasificación correspondiente. En otras palabras, hace énfasis en estrategias relacionadas a conceptos, como: la localización y transporte, el desarrollo de la parcela, la eficiencia en agua, la eficiencia energética, la selección de materiales, la calidad medioambiental interior, la prioridad regional e innovación.

Como se estructura el sistema LEED
El sistema LEED esta estructurado por Pre-requisitos y créditos, los cuales varían dependiendo al tipo de edificio y al sistema de clasificación correspondiente.

Al obtener la certificación se puede alcanzar ciertos niveles según la cantidad de créditos que obtenga el proyecto, las cuales son: Certificación (40-49 créditos), Plata (50-59 créditos), Oro (60-79 créditos), Platino (80 créditos o más).

La certificación LEED puede ser entregada a proyectos de: Diseño y construcción de edificios (BD+C), Diseño y Construcción de Interiores (ID+C), Operación y Mantenimiento de Edificios (BO&M), Desarrollo de Vecindarios, Casas Unifamiliares y Multifamiliares (HOMES), Ciudades y Comunidades (ND).

¿Quién utiliza LEED?

En su mayoría organismos, organizaciones y empresas que desean ayudar a transformar el entorno construido hacia uno basado en la sostenibilidad. También muchos países, gobiernos regionales y locales que adoptan LEED como un requisito indispensable para proyectos de propiedad pública o que son financiados con fondos públicos.

Por otro lado, existen profesionales que trabajan bajo los estándares de esta certificación para entregar proyectos más rentables, sostenibles, eficientemente energéticos y de calidad superior, entre ellos se encuentran:

  • Arquitectos
  • Profesionales del sector inmobiliario
  • Administradores de instalaciones
  • Ingenieros
  • Diseñadores de interiores
  • Arquitectos paisajistas
  • Gestores de construcción
  • Financieros y aseguradores
  • Funcionarios de gobiernos

Conoce en esta presentación los años memorables del sistema LEED desde su inicio hasta el año 2019.

¿Beneficios de los edificios certificados con LEED?

Trabajar un proyecto bajo estrategias de sostenibilidad que cumplan con los estándares LEED, están diseñados para:

  • Soportar menores costos de operación y aumentar el valor de los activos.
  • Reducir los residuos enviados a los vertederos.
  • Conservar la energía y el agua.
  • Ser más saludables y seguros para los ocupantes.
  • Reducir las emisiones de gases nocivos de efecto invernadero.
  • Beneficiarse de desgravaciones fiscales, permisos de zonificación y otros incentivos en cientos de municipios.
  • Demostrar el compromiso del propietario con el cuidado del medio ambiente y con la responsabilidad social.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *